Consultorio local. Vila-seca, Tarragona 2007

Concurso restringido GISA

La solución arquitectónica atiende al paisaje que le envuelve, donde la edificación dispersa y aislada se intensifica desde las zonas próximas al mar, hasta los campos del norte.

Se plantea un edificio en franjas, de manera que tanto la implantación como la volumetría se mantenga según un criterio de discreción formal y resolución programática, para dar respuesta a la heterogeneidad que domina la zona.

El solar se ocupa longitudinalmente. Las franjas se ordenen siguiendo la lógica del propio programa:
1.-entrada y servicios
2.-zonas de salas de espera
3.-consultorios.

El edificio se extiende a lo largo de tres pastillas de 26, 45 y 40 metros, que se orientan según los límites de la misma parcela.