Escribir, dibujar y proyectar

Texto originalmente publicado en Interactive Geographies, Productive Landscapes in the Metropolitan Area of Barcelona, como contribución del área de Composición al libro recopilatorio de Proyectos Final de Grado 2013-2014 de la ESARQ-UIC, dirigido por Miquel Lacasta + Marta García Orte, Juan Trías de Bes + María Barcina, y Alberto T. Estévez

g.carabi

interactive geographies

Un sabio profesor de arquitectura dijo una vez que

saber proyectar puede quizás ser una entre las diversas capacidades que ayudan a hacer arquitectura, no menos importante que saber calcular una estructura, o saber construir, escribir o mirar.

También dijo que

las operaciones manuales con las cuales se representa la interpretación a uno mismo y a los demás son tres, a saber: escribir, dibujar y proyectar.

Añadir que el sabio profesor escribió y dijo lo señalado a principios de los años 80 del siglo pasado. Era el inicio de una época en la que iban a coincidir un cúmulo de circunstancias: bonanza económica, amplias políticas autonómicas, revisión de los espacios sanitarios y educacionales… Circunstancias que permitían pensar la arquitectura como motor social, simbólico y representativo de una nueva mirada a la modernidad.

Han pasado más de treinta años. Las circunstancias político-económicas son muy distintas ─no insistiremos. El marco conceptual se diluye entre el pensamiento horizontal ─como respuesta propositiva a las viejas estructuras jerárquicas─, y unas necesidades que nunca debieron obviarse  ─la energía como vector de proyecto, la interacción con el territorio, la aportación con sentido común de todo aquello que trasciende la mera construcción… Los programas han cambiado, se han adaptado y han evolucionado. El TFG 2014 de la ESARQ-UIC así lo entiende, y plantea un ejercicio que procura la atención a las nuevas sugerencias, a las nuevas escalas, y a los nuevos requerimientos.

Pero hay algo que no cambia, que no debería cambiar.

Del escribir. Del fijar unas ideas como hacían los antiguos, desde los sumerios a Vitruvio, desde Alberti a Viollet. O como hacían los modernos, desde Wright a Mies, desde Martienssen a Aalto. O como lo harán los futuros ─póngase aquí cada uno de los nombres de los alumnos de TFG de la ESARQ-UIC.

Redactar una memoria, fijar las decisiones fundamentales, situar el acento del proyecto en arreglo a las normas básicas de puntuación ─aquí sirve lo mismo la gramática del lenguaje como la gramática del proyecto. Prestar, en definitiva, la atención que se merece al documento que recuerda y hace recordar. Una operación que trata de interpretar con palabras aquello que se dibuja con líneas y se proyecta con maquetas.

Sobre ello hemos tratado, desde el área de Composición Arquitectónica, en los trabajos de final de grado 2013-14 de la Escola Tècnica Superior d’Arquitectura de la Universitat Internacional de Catalunya.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s